Kronika Zarautzko Triatloia 2014

Con más sombras que luces y más nervioso que Moisés en un Aquapark salimos prontito de Gasteiz dirección Zarautz. Pedro y parte de su prole me hacen el soporte de logística y transporte (mila esker!) y allí que llegamos. Los preparativos previos no hacen más que ponerme más ansioso de lo que ya estaba, y una vez que tengo todo en orden (mochila para la T1, dorsales,…) sólo tengo ganas de dejar la bici y coger el autobús para Getaria. Así que enfilamos el malecón para dejar la bici y el resto de material (sin problemas).

Foto: Javi Rojas

Joder lo que me viene encima! Foto: Javi Rojas

Con el jefe. Foto: Javi Rojas

Con el comandante a bordo. Foto: Javi Rojas

Sopla viento del norte y ya se ve que el mar va a estar revuelto, aunque sin grandes olas. Si bien hace un par de semanas hicimos la travesía en peores condiciones y dentro del tiempo de corte (1h para chicos), es la natación lo que más me agobia…. así que dejamos las mochilas en 3BAT y sin poder ver a Lore y a las crías,  que llegaban más tarde desde Gasteiz (grrr) nos montamos en el autobús hacia Getaria. Es curioso ver el autobus lleno de tipos en tritraje con el neopreno en la mano… muchos con la misma -o peor- cara de angustia que yo.

Llegamos con más de 1h de antelación, y curiosamente una vez que ya estoy en Getaria los nervios empiezan a irse. Calentamos unos metros (el agua está a buena temperatura), vemos la salida de las chicas y al lío. Me pongo en la parte izquierda, en tercera línea. La idea es ir por el exterior para no comerme el mar de golpes, así que con el bocinazo carrerita y al agua. Nada más salir de la bahía de Getaria se empieza a notar el oleaje. No es alto pero muy continuo…. llevo un ritmo cómodo que no tengo ninguna intención de aumentar. La idea es difrutar de este triatlón y no sufrir en exceso. Pasamos la primera boya que veo a unos 50m al menos a la derecha y enfilamos hacia la segunda…. que pasaría yo creo que a más distancia. Además en el tramos final me encuentro a la derecha del pelotón, lo que probablemente quiera decir que he ido zigzagueando como una culebrilla….

Empiezo a ver el fondo y la gente en pie, así que sin sufrir en exceso me planto en la playa. Me han sobrado 15 minutos del tiempo de corte, bien. Ahora SI estoy tranquilo.

A la T1. Foto: Jon Nanclares

A la T1. Foto: Jon Nanclares

Transición y a la bici (con salto incluido). La primera subida a Meagas la hago apretando un poco para encontrar sitio en carrera. Paso a bastante gente, bastante gente me pasa a mi…. un clásico. Toda la vuelta sigue con la misma tónica… impresionante la entrada a Zarautz. El pasillo de gente a la entrada del pueblo te pone los pelos como escarpias….

Entrando al pueblo. Foto: Jon Nanclares

Entrando al pueblo. Foto: Jon Nanclares

La segunda vuelta relajo bastante y me dejo llevar en las subidas pensando en Aia y Txurruka. Aquí empiezo a ver cosas que no me gustan:

  • MUCHOS pelotones de chupópteros que no han entendido el espíritu del triatlón sin  drafting. Me toca las pelotas que me pasen así. Tengo todavia algún dorsal en la cabeza…. TRAMPOSOS.
  • Que CERDOS son algunos…. no cuesta NADA tirar los envoltorios de los geles, botellines, bidones,… dentro de los tramos de avituallamiento. Si por mi fuera sería expulsión directa de la prueba.

Vuelta de nuevo por Zarautz y enfilamos Aia. El muro, pues eso, un muro. Todo metido y las piernas a reventar. Se me hace duro, pero esto es lo que hay, así que a apretar los dientes y hacia arriba. Bajada a Orio y subida a Txurruka. Cortita pero explosiva… el premio final. A sufrir otra vez, y bajada a Zarautz.

Veo a los Maldans supporters que han venido a animarnos. Me meto a la T2 y en un tris ya estoy corriendo.

A corretear. Foto: Jon Nanclares

A corretear. Foto: Jon Nanclares

No lo he dado todo en la bici, y la idea es ir regulando en la carrera a pie. Me encuentro bien pero con un pequeño dolor abdominal. Llevo un ritmo muy cómodo que no tengo intención de abandonar. Me dobla Hektor y me dice que regule… Sin problemas! No tengo intención de sufrir en exceso! Veo como se marcha y le veo suelto, a ver si acaba bien.

Primer paso por la calle mayor y el pasillo de gente es increible… plaza de la música, Ayuntamiento… nuevamente veo a los Maldans y a la family. Subidón y a por otra vuelta.

Paso por la calle mayor. Foto: Jon Nanclares

Paso por la calle mayor. Foto: Jon Nanclares

Pasan los kilómetros y cada vez que tomo un trago del gel que llevo en la mano me entra un dolor más intenso en el abdomen. Yo creo que tengo un problema con los geles, quizás por exceso o porque simplemente no me sientan bien. Lo acabo tirando y al rato estoy mejor. Además, hace bastante calor en las zonas en las que no sopla en viento. Estoy deseando pasar por el malecón, que ahí sí que se está bien….. Finalmente vuelvo a coger ritmo y por fin la última vuelta hacia meta.

Me paro en seco para dar un beso a Irati (pobre Maider, está dormida) y a saludar a los Maldans supporters…. Y dentro!

Entrando a meta

Entrando a meta. Foto: Festak.com

Conclusiones:

  1. Un TRIATLON en mayúsculas. Hay que hacerlo al menos una vez en la vida.
  2. Los Maldans somos la ostia. No he visto cuadrilla de tipos más entusiasmados y entregados.El año que viene tenemos que ser 3 participantes del club como mínimo para aparecer en las clasificaciones por clubs.
  3. Impagables los momentos previos con Hektor (y Josetxo) y los consejos recibidos.
  4. Agradecimientos adicionales a mis fotografos «particulares». La fotogenia se la llevaron los cabroncetes de mis hermanos, pero bueno, es lo que hay 😉
  5. Y a todos aquellos que me animaron en el circuito, me conocieran o no, mila esker.

¿Y con respecto a mi? Pues bueno, la idea era terminar el TRI y tratar de disfrutarlo en la medida que fuera posible, y así ha sido. Siempre quedará la duda de si podría haberlo hecho más rápido, pero…… ENTONCES HUBIERA DISFRUTADO MENOS!

Support Team

Support Team

Salud!

Me gusta(14)No me gusta(0)

Comentarios cerrados.