SUFRIMIENTO_TRI OLÍMPICO CLUB NATACIÓN PAMPLONA 2014

Sin dar tiempo a descansar demasiado, y con la mente todavía caliente (que luego me enfrío y además de entrarme pereza para escribir, me enfrío), me aventuro a escribir mis impresiones sobre la prueba.

La verdad es que tengo bastantes cosillas en la cabeza para escribir y no sé si sabré plasmar en estas líneas mis sensaciones en el triatlón olímpico de ésta mi vieja Iruña. Yo lo resumo en una palabra y luego ya veré que sale: SUFRIMIENTO

Hay que adelantar que no sé muy bien cómo llegaba a la prueba. A diferencia de buena parte del equipo (que han hecho medio IM!!), mi objetivo de este año era hacer un buen olímpico, sobre todo haciendo buen segmento de bici. Digo que no sé muy bien porque entrenar he entrenado, pero algo irregular, sobre todo en el agua donde me puse a ello en abril!. Además, una vez que acaba mayo y empieza junio mi tiempo de dedicación disminuye drásticamente. Eso si, me he pegado unas vacaciones de tres semanas en julio donde (con alguna excepción) he corrido 9 km y nadado 1200m en el mar de manera alternativa día tras día. Descritos los prolegómenos, al lío.

El día ha empezado de maravilla, con ganas de hacer la prueba, buen tiempo (mis ansiadas nubes se han ido a tomar por saco 🙁 ) y bastantes nervios. En esta ocasión nos hemos juntado tres Maldans, Rubén, Fernando «élite-man» y un mendas:

Equipazo

Como siempre, algún que otro amiguete aparece por ahí. Grandes Sergio, David y…(no sé quién es el de la derecha, ups!)

Amiguetes

Después de ver cómo se echaban al agua los «Élite» (ahí iba el bueno de Fernando) Rubén y yo nos ponemos de luces y al agua a catar el río. Perfecta temperatura. Después de unos 5′ nos colocamos cada uno a su aire y bocinazo. Se trata de dar 3 vueltas a un recorrido de ida y vuelta de 250 m. Ein? no sé si se entiende. Bueno, los primeros 250 m me dan bastante por culo. Me vuelvo a agobiar entre tanta gente, pero bueno sigo sin parar y al llegar a la boya ya me he hecho con mi hueco y para adelante. tranqui, tranqui sin que nadie me moleste (salvo un par de pesados que al adelantarme se me han cruzado) voy dando vueltas pensando en mis cosillas, no si que haya algún momento de ligera flaqueza. Pero bueno, después de 33′ (si 33, menuda ponzoña de tiempo, el año pasado hice 29’56») salgo del agua, algo desilusionado porque lo que yo pensaba que ha sido una natación decente va y la he hecho lenta de cojones. Pero bueno, a por la bici y a pedalear. T1 con cuidado para que el gemelo no se me suba y después de tomármelo con calma. Salgo correteando con la bici y veo y me animan mis chicas y un amigo. Hale, a darle caña. Caña? Ya desde los primero metros me da la impresión que no voy muy fino. Pero bueno, sigo para adelante y después de la puñetera cuesta de Beloso enfilamos hacia el valle de Aranguren, no antes sin cruzarme con mi hermano, su mujer y Pantxo dándome una de ánimos. Qué ilusión!

 

La familia es la familia

Llevo un retraso considerable respecto a la gente y las piernas no van, así que afronto la prueba en solitario sin poder enlazar con algún grupete que me haga la vida más féliz (tenía ganas de probar el drafting para aprovecharme del esfuerzo de otros porque en otras dos pruebas anteriores ya le eché yo lo que le tenía que echar). Así voy pasando a alguno más matao que yo y también me pasa algún que otro «especialista» en nadar. A los 15-20 minutos más o menos veo de lejos a un tío que parece que ha pinchado. Cuando llego a su altura veo que es Rubén. «Joder que mala suerte, ha vuelto a pinchar». Yo a lo mío. Y este tema lo he tenido en la cabeza toda la prueba. ¿me tenía que haber parado a ayudarle? Le estaban ayudando pero yo creo que me tenía que haber parado. Total, tampoco me iba a pegar el carrerón de mi vida… Hale, pa’lante que toca repecho. Cuando llevo 28′ sobre la bici me cruzo con un grupo Élite donde localizo a Fernando, por cierto, siempre sonriente.

Fernando «Élite» a mitad del segmento de la bici

Llego a la conclusión que a Rubén le ha pasado algo más que un pinchazo porque no me pasa y le estaba esperando. Total, que le han descalificado!!! Ya tenemos dos expulsados en el equipo. Hay truhanes!!!

Y así, con el recorrido con sube-bajas continuo (es cabrón!) llego al final después de 1h28’12» con una media de 27,7 km/h en los 40,78 km (es que casi es un km más de lo indicado!)

Entrando en boxes

Menudo estilazo

De repente cuando salgo a correr se me pone Rubén al lado. «Pero qué haces? Nada, que me dejan continuar y que me voy contigo, así te ayudo. Hale, pues tira» . La carrera a pie la empiezo más o menos bien pero enseguida veo que más de los mismo, no me van las piernas. Joder que asco, y por delante 10 km. Rubén se me pega para llevarme el gel, cogerme agua, tirar los botellines… Qué grande. Vamos juntos al mismo ritmo pero de vez en cuando me da que aprieta un poco para ver si puedo. Su gozo en un pozo. Y así, con mucho sufrimiento, pasan los 10 km a una velo de 5’40 calculo. Es más o menos lo que voy viendo en el reloj. Pero si yo entreno a 4’35!!!! Pues nada, imposible (me llega al recuerdo que el año pasado en Lekeitio y Donostia me salió una media entorno a 4’40). En fin, que algo menos de 3 h al final (es que se me ha olvidado parar el peluco)

Conclusiones:

. Si no haces más km en la piscina, tardas más en nadar.

.A nada que pares una temporadilla como pueda ser un mes y medio en bici, luego toca sufrir.

.Lo de correr no le encuentro mayor explicación que como ya traía las piernas cansadas pues han dado para lo que han dado. Hacía calor, pero creo que no me ha afectado como el año pasado

.Y para acabar, esto de los geles y bebidas isotónicas da por saco. El puto acuarius me da una sed del copón. Ya lo había comprobado antes. Y tomarte geles cuando no te apetece da por saco. Pero como hay que consumir para no desfallecer… He tenido casi toda la carrera el estomago vuelta al aire.

. Todavía no. He acabado pensando que mi temporada se ha terminado aquí. Igual algún sprint que haya por aquí cerca. No me apetece sufrir tanto porque NO DISFRUTO. Pero después de unas horas ya no lo veo tan claro, me apetece sacarme al espina. Por otro lado, el objetivo que me iba a poner para el año que viene, el de hacer un HALF, me parece que no va a ser tal. Tengo mucho que mejorar y creo que cuando haga un buen olímpico estaré en condiciones de afrontar semejante distancia.

Bueno gente, perdonad por la chapa que os he metido, pero es que soy así. El día que haga medio IM sus vais a cagar!!

 

Me gusta(3)No me gusta(0)

Comentarios cerrados.