Inscripciones TRI Zarautz 2015

Sonó el despertador, eran las 9:45 de la mańana del sábado, quedaban 15 minutos para que se abrieran las inscripciones para el tri de Zarautz. Después del fiasco del martes en el que por problemas que desconozco, puesto que no soy informático, se tuvieran que aplazar al sábado, se esperaba que fuera una locura el conseguir una de las 650 plazas.
Pero ahí estaba delante del ordenador, como otros muchos miles de triatletas esperando que dieran las 10.
Las 10h… empezamos, después de unos momentos en los que pensábamos que la historia del martes se iba a repetir, conseguí entrar, rellene el formulario y a la hora de pagar introduje los datos de una Visa de la que no tenía en casa la tarjeta de firmas, mierda, vuelta atrás, cojo otra, meto los datos y … “Operación duplicada”, que hago ahora, joder!! vuelta atrás, atrás y más atrás, no me deja… Pues más atrás. Entonces recordé la máxima de los informáticos, sal y vuelve a entrar. Pero como os podéis imaginar, había otros 650 mejor preparados, o con mas suerte o que directamente habían ido a Cabo Cañaveral y estaban usando los ordenadores de la NASA. La cosa es que en rojo y negrita ” inscripciones cerradas”, estoy fuera, no me jodas!!!

A partir de ahí es cuando empieza esta historia.

Zarautz es mi segundo pueblo, llevo yendo a pasar los veranos desde que nací y de eso está próxima semana hará 47 años. Mis altas, mi hermana y sobrinos viven allí al igual que muchos amigos. Desde que aprendí a montar en bici habré subido Meagas cientos de veces, desde que iba con la Motoreta y las palas en la parrilla para jugar en el frontón de Meagas, hasta con mi súper Fuji tuneada o como diría mi amigo Javinoflota, de súper flipatleta. He mirado a Getaria sentado en la tabla miles de veces, preguntándome si yo podría venir nadando desde allí a Zarautz, como hacen esos que luego además andan en bici y después corren, que locura!!

Pues después de pensar durante toda mi vida que ese tipo de cosas no estaban a mi alcance, fíjate por donde que hace un par de años encontré a unos colgados, mas o menos de mi edad que empezaban en esto del triatlón, Los Maldan Gora, y me dije, esta es la mía, a ver si al final va a resultar que mis aitas con mas de 80 años van a verme entrar en la meta de la plaza del Ayuntamiento de Zarautz como Finisher del Zarauzko Triatloia.

Las cosas las he ido haciendo poco a poco. Empezamos con triatlones de distancias mas cortas, Senpere, Ondarrua, Lekeitio… Y el año pasado 5 Maldan Gora terminamos muy dignamente el Half de Vitoria. Este año ya tocaba el gran reto, ZARAUZKO TRIATLOIA. Por fin iba a sufrir y disfrutar por todos esos sitios donde he pasado gran parte de mi vida, pero parece que habrá que esperar otro año mas.

Me he extendido, posiblemente en exceso, pero sólo quería dejar clara mi motivación y mis ganas de correr Zarautz, que cuando menos, serán tantas como las del que más de todos los que estábamos a las 9:45 delante del ordenador.

Pero por encima de todo me considero un deportista, dentro y fuera de las carreras y se que hay veces que se gana y otras que se pierde, como en todos los ámbitos de la vida y lo que como deportista me avergüenza sobremanera es la reacción de algunos mal llamados deportistas. Sí amigos, nos hemos quedado fuera, pero otros 650 están dentro y disfrutarán del triatlón que si tengo suerte haré el próximo año.

Desde luego, el 13 de Junio, otro año mas, allí estaré animando a mis compañeros del Maldan Gora y a todos los afortunados que estén disfrutando del momento.

Gozar que son dos días!!

Me gusta(19)No me gusta(0)

Un comentario

  1. Pedro, totalmente de acuero con tu síntesis final. En cualquier caso, creo que la organización, ante el éxito del TRI, debiera plantearse otras alternativas:
    - Cambiar de plataforma de inscripción online (ya sé que es de la Federación y que no es su responsabilidad directa). Lo del miércoles fue un desastre, y el sábado se mascó la tragedia porque estaba muy pero que muy saturado. Además, el problema de operación duplicada estriba en una aplicación que no está preparada para miles de peticiones concurrentes.... ¿quizás pruebas de stresspara determinar previamente la capacidad de aguante de la misma? Y obviamente, con los resultados mejorar/solucionar.
    - Dado que la inscripción tal cual la conocemos es una auténtica lotería... ¿porque no hacer una lotería pura y dura? Dejamos 15 días para dar tu nombre, y luego a sortear 650 slots. Los que llevan un año o más en la lista de espera, más probabilidades. Y todos tan amigos, no?

    En cualquier caso, nos vemos - en mi caso compitiendo por segundo año consecutivo- en Zarautz (dos petes en la inscripción y a la tercera fue la vencida).

    Me gusta(6)No me gusta(0)

No se admiten más comentarios