VISUALIZACIÓN TRI VITORIA 2018

PRECRÓNICA TRIATHLON VITORIA 2018

Ya estamos acostumbrados a leer crónicas de carreras escritas después de la misma poniendo excusas y dando explicaciones del porque de las cosas.

Ahora los psicólogos deportivos hablan de la importancia de la visualización. Pues eso es lo que voy a hacer, voy a tratar de narrar la prueba de principio a fin una semana antes de que ocurra.

Hoy es sábado 7 de Julio. Parece que el día está un poco nublado. Voy a mi pabellón y cargo las piraguas que usarán Gorka y Aitor, junto con el kayak que utilizará Hektor para llevar a Uxue, llevo 1 piragua dentro del coche, otras 2 más en la baca y la Cabra en el portabicis, en fin que parezco un furgón de esos que va para Algeciras.. Llego a Landa donde he quedado con mi hermano y Rober que van con otro coche y sus piraguas. También vienen Iciar y Hektor, hemos quedado para dejar las cosas como si fuéramos un equipo. Qué nivel!!!

Bueno me salto esta parte que sino se va a hacer muy largo 

Ya son las 5 de la mañana del domingo. Qué horas!!! Me levanto y casi sin abrir los ojos, voy hasta la cocina y me pongo a desayunar los cereales con queso fresco batido que tenía preparado. Me visto y bajo a la calle donde he quedado con Gorka y los demás piragüistas para ir hasta Landa.

Adelantamos a los autobuses de Alegria por Gamarra y llegamos a Landa y nos vamos al Etxezuri a echar un café y a esperar al resto de Maldans. Nada más entrar en el Etxezuri se oyen los gritos de Jokin detrás de la barra. El bar está hasta la bandera. Enseguida dejo al resto de compañeros y me voy a la T1 para ir preparando el kayak que usarán Hektor y Uxue. Llegan Álvaro, Miriam, Uxue, Hektor e Iciar casi a la vez. Menudas caras, la gente está nerviosa y Álvaro hace una broma para descargar el ambiente. Tiene cojones!! Precisamente Álvaro que es, de largo, el que más nervios tiene.

Todavía queda bastante tiempo, así que ahora que ya están ellos, me voy a preparar las últimas cosillas de la bici, me pongo el neopreno y regreso hacia donde está el kayak.

Los Maldans están con Hektor, mucha gente se acerca y le da ánimos. Nos hacemos varías fotos de grupo. El tema ha generado mucha expectación. 

 

Sin darnos cuentas va pasando el tiempo.

Colocamos a Uxue en el kayak porque van a empezar a llamar a los elite y debemos estar preparados. En ese momento se acerca Carlos Romero remando solo en un kayak doble y pregunta por Oier que se sube con él. Yo aprovecho que estoy en el tinglado para quedarme dentro de la cámara de llamadas y colocarme en una buena posición. Yo quería salir por el lado derecho, pero no va a poder ser, saldré por el izquierdo que es por donde irá Hektor. 

Dan la salida, yo me quedo junto a Hektor viéndolo, es espectacular, dejo pasar unos cuantos, le doy un abrazo a Hektor y me echo al agua. Bufff que agobio, voy buscando unos pies pero todos van demasiado rápidos, sigo poco a poco y me pongo detrás de una persona que va bastante bien. Voy pensando en Hektor, donde me adelantará, ésto me genera un poco de ansiedad, pero también ayuda a pensar menos en lo que queda. Enseguida me encuentro en la segunda boya. Ya sólo me queda la última recta y como todos los años, parece que cuando vas dirección a la orilla vas más rápido. Todavía me faltan unos 600 metros y al sacar la cabeza para buscar la dirección veo que Hektor ya me ha adelantado y me saca por lo menos 100 metros. Qué cabron!! Va como un avión..

Llegó a la transición y Hektor ya no está. Miro el reloj que me indica 36 minutos. Cómo diría Oskar todo el año entrenando para nada. El entrenamiento está sobrevalorado!! Voy a donde está mi bolsa, me siento en el suelo y me coloco los calcetines, el casco y las zapatillas. Cojo la bici y me dirijo en una gran fila de gente hacia la carretera. Al llegar a donde está la oficial de carrera con la banderita veo a Josetxu que me dice que Hektor acaba de salir. Yo esperaba adelantarle en la transición, pero parece q Miriam y Álvaro han cambiado a Uxue como superman en las cabinas..

Me pongo a pedalear y todo Cristo me adelanta.  Me relajo y trato de coger ritmo y pulsaciones. Ya estoy llegando a la cuesta de Maturana y veo a Hektor al fondo. Subo la cuesta y al llegar al avituallamiento le veo a Hektor parado y le grito “Nos vemos en el prado!!”. La bici pasa como todos los años. Hay unos pelotones de la virgen. Este año me lo tomo con más filosofía, no me voy a poner a discutir con nadie, cada uno que haga lo que quiera que ya son mayorcitos. No drafting motherfuckers. Al llegar a Protal de Zurbano me voy fijando a ver si veo a la family, pero no veo a nadie, subo el col de La Fabrica y enfilo la recta de Durana. La gente parece que ya no va con tanta alegría. Ya estoy en el km 70 y cómo dice Txema a partir de aquí empieza la fiesta.. Ahora cada vez cuesta adelantar más a la gente, supongo que poco a poco nos hemos ido poniendo en el sitio y aquí nadie entrena. De vez en cuando adelanto algún cadaver y pienso que jodido va, a ver si no me adelanta luego corriendo..

Ya estoy entrando en Vitoria, es inevitable ponerse un poco acelerado (flipado) en modo Tony Martin. Al llegar a la T2 me paro tranquilamente y noto el bochornazo que hace. No hace tanto calor como otros años pero hay muchísima humedad.

Bajo corriendo con las zapatillas en la mano por el pasillo de la fama, vuelvo a pensar en Hektor y Uxue y me imagino el revuelo que se va a montar cuando pasen, por favor que alguien lo grabe que yo lo quiero ver. Llego a la carpa y me cambio rápidamente. Empieza la ansiedad. Trato de mantenerme tranquilo y buscar un ritmo. Siento muchísimo calor. Cómo hecho de menos el fresquito de Zarautz.

Enseguida me planto por la Senda y la Florida y me adelanta Oskar. Pensaba que me había ganado nadando, menos mal!! Tengo que hidratarme y no recalentarme demasiado, noto los papos calientes. Como todos lo años me adelantan un montón de personas. A mi sólo me preocupa que no me adelante Hektor y si lo hace que sea a falta de 1 km para poder entrar con él. Sin darme cuenta ya estoy acabando la primera vuelta, muy acertado el cambio de recorrido, si el año que viene quitan la agonía de las universidades ya sería perfecto..

Comenzamos la segunda vuelta y veo que tengo bastante margen respecto a Hektor&Uxue. Hektor es un fuera de serie y no tiene nada que demostrar. Ha hecho la bici preocupándose al 100% en la comodidad de Uxue y eso me ha dado muchísima ventaja. Me adelanta Iñigo A. Este año le ha costado un par de kilómetros más. Me relajo bastante y hasta me permito bromas con algún amíguete que está animando. Voy dosificando y hasta consigo adelantar a algún participante en la carrera a pie.

Estoy terminando la segunda vuelta y empiezo a pensar donde voy a esperar a Hektor. Es mejor entrar en meta y luego ir a buscarle?? No se que hacer. Al llegar a la Florida veo a mi mujer y a mis hijos con unos amigos, solo queda la calle Dato y la zona de la Virgen Blanca y Fueros, así que me paro y decido esperar a Hektor para entrar con él. Veo pasar a gente y les animo, alguno me pregunta si estoy bien y le contesto que sí: Estoy mejor que nunca. 

Veo llegar a Hektor a lo lejos, menudo estruendo, Bufff. Cuando llega a mi altura me pongo a correr detrás de él. Va muy rápido, pero enseguida baja un poco el ritmo al ver que me quedo atrás. Este último kilómetro es indescriptible. Es como la parte del pueblo en el Triathlon de Zarautz multiplicado por cien. Llegamos a la zona de meta y suena la música. Se cumple el sueño. Lloro por primera vez al acabar un Triathlon. Todo ha merecido la pena…

Me gusta(12)No me gusta(0)

Comentarios cerrados.