Sin trampa ni cartón

Aunque suscribo al 100% el post anterior de Txusma relativo a los objetivos que compartimos de divertirse entrenando en grupo al tiempo que preparamos el objetivo final de poder terminar honrosamente el triatlón de Donosti el próximo verano, también es cierto que las cuestiones familiares y este maldito tiempo que no nos da tregua casi ningún fin de semana, nos están chafando las pocas oportunidades que tenemos de entrenar en bici.

En mi caso, más que enfocarlo como entrenamiento secreto, lo veo más como que no me han quedado más pelotas que largarme solo esta mañana ante la falta de adhesiones a la propuesta de aprovechar el escaso buen tiempo del fin de semana. Si a las noticias de buen tiempo por la mañana le sumas que no he hecho nada en toda la semana (no como otros…) la salida solitaria en bici se convertía en una cuasi obligación.

Contando con que disponía de hora y media y que para las 12h00 ya daban lluvia nuevamente, he decidido repetir la salida del otro día subiendo Zaldiaran y Puerto de Vitoria.

En esta ocasión, el viento al ser lateral me ha facilitado la ascensión al primer puerto y me ha permitido recordar que todavía queda mucho, pero que mucho, margen de mejora, aunque las sensaciones no han sido malas.

En la segunda subida, he tenido la enorme suerte de alcanzar a un cicloturista veterano que me ha llevado hasta arriba del puerto a buen ritmo y me ha permitido probar con el plato pequeño a pedalear con mayor cadencia,  en lugar de abusar como habitualmente hago de ir clavado con el desarrollo.

En resumen, he disfrutado de la salida, pero se echa de menos la compañía y para que nadie elucubre sobre mi estado real de forma, ahí dejo el gráfico de la salida. Sin trampa ni cartón:

Me gusta(0)No me gusta(0)

Comentarios cerrados.