Objetivo – Donostiako triatloia – Cumplido

Hace un año me dijo Javi Berrio que iban a hacer el triatlón de Donosti. Que me apuntase. Y le hice caso. Luego fuimos siendo mas y empezamos con «hay que federarse», «hacemos club»,…etc.

Ha llegado el famoso día y la conclusión es (por orden alfabetico):

Aguirre: marica

Arrieta: marica

Berrio: máquina

Errasti: marica

Félix: marica

Fernando: marica

Hektor: aquí el marica soy yo. Queda exento.

Hugo: marica

Javi Rojas: marica

Manu: marica

Oscar: marica

Ruben: exento, está operado (solo un poco marica)

Txusma: marica

Menos juerga y mas cumplir con lo hablado.

Total que hoy a las 8 de la mañana estábamos dejando la bicicleta en boxes con un medio sirimiri al que este año estamos acostumbrados. Nos vamos a tomar un cafecito y al coche a por el neopreno. Salimos descalzos del parking y a la playa.

800 personas son muchas personas. Por mucho que la concha sea grande y el espacio de salida sea ancho, si a los 100 metros hay unas corcheas que hacen un tubo, el lio está asegurado. A pesar de salir al final, el contacto ha sido permanente casi hasta la primera boya. Pero yo estaba nadando a gusto, despacio, pero disfrutando. En estas que giro en la primera boya y de repente siento un dolor en la punta de la nariz. Una puta medusa me había picado. Empiezo a rascarme, pero me digo «no te rasques que cuanto mas lo hagas, mas te va a picar». Sigo nadando y a los 15 segundos me dan un golpe en la cabeza y me saca las gafas. Me digo, tranquilo Iñigo, «concéntrate y dedícate a nadar» y en eso sigo.

Desde entonces hasta la salida, sigo a mi ritmo, pero disfrutando. 1.500 metros no son un problema (por lo menos a ese ritmo, habría que ver a otro), así que salgo del agua, miro atrás y veo mucha gente. Joder, parezco Michael Phelps. Ah, no. Es que los no federados salían 5 minutos mas tarde y hay muchos que no me han pasado.

Voy a por la bici (casi no quedan), calcetines y en marcha. Me monto y  siento un dolor en el lado izquierdo del culo. Joder, si el viernes hice spinning y no tenía nada. Total, que tengo un grano en el culo izquierdo y los primeros minutos me cuesta buscar la postura, pero tras muchos movimientos, encuentro una posición en la que no siento el «puto grano». Los primeros kilómetros son de mucha cuesta por las universidades y al rato me cruzo con Javi. No nos llevamos mas de 1 minuto.

La gente no me deja subiendo y a última hora esprinto para coger un grupito de 6-7 personas que salimos hacia Usurbil. En esto que llegan otros 3 a toda leche y el grupo entero hemos ido al ritmo de esos 3. No he tenido que dar ningún relevo. Como es cuesta abajo, 40-45 km/h y yo a cola del pelotón. Cogemos otro pelotón y ya somos 25. He ido encantado. La primera vez que voy en un pelotón como ese. Aguanto sin problemas así que por un momento creo que me llamo Pruden, el hermano de Indurain. Llegamos a Orio y Pruden se queda en la primera cuesta. Veo que la gente empieza fuerte cuesta arriba, pero al rato voy cogiendo a muchos.

Empezamos a subir San Miguel y llueve, hay niebla. Muy bonito el bosque, pero parece Marzo, no Julio. Llega la primera cuesta del 17% y aguanto. Seguimos hasta arriba y en la última cuesta fuerte, veo que tengo piernas. En Igeldo hay tanta niebla que no se ve el mar. Pero voy bien, llevo un par de tios a rueda, pero no me importa.

Comienza la bajada. Está mojado, asi que «Iñigo, despacio, no te tires como siempre». Me pongo detrás de dos tipos. Casi se dan un ostión entre los dos haciendo el chorra. Nos pasa otro le sigo y cuando llegan las curvas peligrosas se caga en los pantalones y pega unos frenazos que casi me tira. Total, que pienso: «que les den» y las últimas curvas como a mi me gusta.

Al llegar veo a la familia que me anima. Al dejar la bici veo que está a tope. Llego a nuestro sitio y me encuentro una bici azul en el sitio de Javi. ¿Qué Javi me ha pasado? No puede ser! NO, es la bici de otro. Un gel, zapatillas y a correr. El GPS me marca 4,40 y decido no apretar mas. Hace 4 años las pase putas corriendo y hoy ya que Javi y yo teníamos el pódium asegurado, decido buscar buenas sensaciones mas que buen tiempo. Me cruzo con Javi, no tiene mala cara. Saludo bastante gente conocida corriendo y tras 3 vueltas llego a meta. 2h 45m. Muy contento. Le he quitado 5 minutos al tiempo de hace 4 años y el recorrido de bici es mas difícil. Espero a Javi que llega unos minutos después. Nos damos un abrazo. Este Javi es una máquina. El año que viene no le gano ni para atrás. Me va a dar pal pelo en todos.

Y objetivo conseguido. Y todo gracias a todos esos maricas que he listado al principio. Gracias a los que hemos hecho un grupo que invita a entrenar. Para mi el objetivo está cumplido, pero es estar sano y fuerte 4 años después. El aittite ha dado el callo y en septiembre estará otra vez compitiendo consigo mismo (y si de paso os puedo dar por saco,… mejor)

Aupa lagunak, mila esker.

 

Me gusta(0)No me gusta(0)

3 comentarios

  1. Ese Inigooooo. Nos hemos puesto de acuerdo hasta para escribir la cronica. Y todos estos maricas que estaran haciendo??? Pues el marica. Nosotros trabajando para los maldan y ellos viendo a ejjjpania. Por cierto, totalmente de acuerdo en tu valoracion del equipo. Pero me has parecido demasiado madre con Hektor. Yo hubiese dicho: Hektor-marica honorifico. No por ser mas marica, sino por ser socio honorifico

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  2. Jeje!! Me descojono Iñigo!!! Lo de la medusa y el grano en el culo parecen sacados de una película de Alfredo Landa ;)))
    Yo además de Rock&Rollear un rato este fin de semana estoy guardando fuerzas para el finde que vien (¿no ibas a venir?), así que permiteme rebajarme a "medio" marica ;)))
    Lo que si es cierto es que todo empezó con "vamos a hacer el Onditz" y al final va a ser todo menos eso.
    ZORIONAK por la carrera. Creo que tenéis mucho más mérito que el 95% de los participantes.

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  3. Zorionak a los dos,
    Para ser sinceros, yo llegué mas tarde al grupo y lo del Onditz no lo sabía, que fuera el objetivo primigenio me refiero.
    Pero Iñigo, marica y gay seré, en mi defensa tengo que decir, que la culpa de que este fin de semana lo haya dedicado al golferío se lo debo también al Maldan Gora, que el haber coincidido con todos vosotros, ha hecho que además de disfrutar de los triatlones (que era una de mis frustraciones deportivas), haya podido pasar una noche de viernes genial en el ARF (que era otra de mis frustraciones musicales) en compañía de los Maldan Gora.
    Por lo tanto, un gusto haber coincidido con este grupo multidisciplinar. Más no se puede pedir.

    Me gusta(0)No me gusta(0)

No se admiten más comentarios